Zona de confort

Desde hace un tiempo parece que sos super cool si salis de tu zona de confort. Explicame por qué una persona que esta cómodamente establecida, haciendo cosas que le gustan y se siente tranquilo y seguro, debería probar salir de allí.

Yo salí, aunque admito que mi trabajo mucho confort, lo que se dice confort del bueno no me daba. Justamente, buscando la tranquilidad de un consultorio, poder dormir toda la noche; en vez de estar de guardia y,  teniendo fines de semana y feriados libres me fui aconfortando tanto  que terminé aburrida como un hongo.

Entonces, aburrida como estaba, con una visión de a todo o nada, salió la oportunidad de vivir en el extranjero y la acepté.

Claro, una cosa es decir, dale, si sale el laburo nos vamos y a la mierda todo, y otra es que realmente salga el laburo.

De repente un día iba al consultorio, tomaba el mismo subte, trabaja con la misma gente, lidiaba con la misma fucking obra social (mi empleador) y tomaba el mismo café de mierda todos los días y al otro, tenía turno en la embajada para la visa, la visa aprobada casi instantáneamente y un pasaje a un pueblo en la loma del peludo en los Estados Unidos.

Volví con mis crisis de ansiedad, que mi hermosa zona de confort me habían evitado. Miedo, pánico, nervios y negación.

Soy tremendamente buena para negar, me hago la boluda casi de forma magistral.  No averigüe nada, no sabia ni a que pueblo iba, ni como era el área, ni mis posibilidades laborales, ni jardines de infantes para mi hijo, ni posibles casas donde vivir, ni siquiera un médico para mi, que viajaba embarazada de 24 semanas.

No recomiendo esta técnica, sugiero fervorosamente averiguar un poco a dónde va uno a parar. No te digo decidir hasta el supermercado favorito, pero una mínima ida me hubiese venido bien.

O sea, salir de la zona de confort puede ser interesante cuando uno esta realmente incomodo, es verdad que ciertas cosas aseguradas dan tranquilidad y arriesgarse por algo que, impresiona mejorar tu vida, a veces vale la pena. Pero tirarse de cabeza, sin saber donde va uno a terminar puede salir bien o bien para el culo.

No veo por qué el confort  está mal visto últimamente, no veo por qué estar tranquilo en tu casa mirando Netflix hasta las 3 am y comiendo cualquier porquería que encontraste en la alacena esta tan desvalorizado. Banco a mil esta actitud y respeto a aquellos que se lanzan a la pileta sin conocer los riesgos, mientras no le rompan las pelotas al resto con que tienen que hacer lo mismo. No romper las pelotas es fundamental, eso lo hago yo, a mi no por favor.

Como yo  tenia un hijo de año y medio en ese momento y otro por venir,  Netflix no era una opción.   Nos fuimos y acá seguimos, cambiamos el pueblucho por una ciudad un poco más grande pero, en mi humilde opinión, no  tan linda como el pueblucho. Si, no hay $#%&/ que me venga bien.

Consejo, evalúa bien tu confort, evalua bien tu incomodidad. evalúa opciones, riesgos y recuerda amigo que siempre todo, o casi todo se puede modificar. Nada es para siempre.

El que no arriesga, no gana, pero tampoco pierde…

Gracias por leerme,

Ana.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s